ME ENCANTA LA GENTE

ME ENCANTA LA GENTE

Me encanta la gente,

la que me estira,

la que crea esperanza,

la que me inspira,

que me ata a la vida

como su prisionero

con las cadenas

de la más fácil

de las sonrisas.

 

Me encanta la gente

que me pone a prueba

que se compromete

sin pedirte una moneda

solo para hacer

de su compañía paisaje

el mejor argumento

para organizar el viaje,

a ninguna parte.

 

Me encanta la gente

que no juzga a nadie,

que deja discurrir el río

sin interrumpir la corriente

y solo utiliza la mirada

para citarte

en la desembocadura

de cualquier bar de enfrente.

 

Me encanta la gente

que cuando camina

tiene facilidad

para destapar estímulos

en los ojos

de cualquier esquina,

rechazando el espectáculo

de los patíbulos

porque antes de ser verdugo

prefiere transformar

la culpa y los errores

en elementos decorativos

del teatro de la rutina.

 

Me encanta la gente

desinteresada

transparente de piel,

la que dejar ver su maquinaria

sin esperar nada,

la que pasa por la vida

exprimiendo la esencia

de todos los días,

cargando de alicientes

las despedidas

para no tener

que volver a llorar más.

 

Me encanta la gente

que es diferente,

que se impone a los tópicos,

modas y debilidades,

que te aporta valor

y está inmunizada

de las dictaduras del color

y de los materiales

con los que se construye el dolor

y se tejen las vanidades.

 

Me encanta la gente

que respira hondo

que tiene un bosque

en su pulmón,

que se pone del revés

sin ninguna condición,

solo con el deseo

de contagiar,

de repoblar de emociones

todos los montes

para no permitir

que se quemen jamás.

 

Me encanta la gente

que siendo isla

se siente archipiélago

con los demás,

haciendo de su palmera

un hogar

para escuchar y ayudar

a los náufragos

a escribir mensajes

en una botella,

para que sus sueños

se hagan realidad.

 

Me encanta mi gente.

Pati/julio 2018

 

 

 

 

Compartir...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *